f
[mkdf_custom_font title='Get in on this viral marvel and start spreading that buzz! Buzzy was made for all up and coming modern publishers & magazines!' title_tag='p' font_family=''Libre Franklin' font' font_size='17px' line_height='26px' font_weight='500' text_transform='initial' color='#ffffff' text_align='center' ]
Fb. In. Tw. Be.

EL PRIMER LOGRO DE TODA MUJER: DEL SILENCIO A LA PALABRA

Vistas 442

Cuando pensamos en los logros de las mujeres, nos vienen a la mente algunas ideas. Por ejemplo: el día de la graduación, o el primer día de nuestro primer trabajo, el momento en que tomamos una decisión importante, aunque nos haya costado mucho, el enfrentar con coraje un problema y resolver la situación a pesar de las dificultades; el terminar con una relación en la que no nos sentíamos cómodas y nos hacía daño.

Podría poner muchos ejemplos, y todos muy válidos, pero ninguno de estos logros es el primer logro verdadero de una mujer. Si revisamos la historia de la humanidad y nos detenemos en la vida de las mujeres, nos vamos a dar cuenta que las mujeres siempre, incluso en la actualidad, han estado sometidas a obedecer, a ser sumisas y a guardar silencio en la mayoría de las ocasiones.

El silencio ha sido el planeta en el que habitan las mayorías de las mujeres. Por esta razón yo considero que el primer logro real de toda mujer, es tomar conciencia de su acceso a la palabra y ejercerlo.

“ las mujeres siempre, incluso en la actualidad, han estado sometidas a obedecer, a ser sumisas y a guardar silencio en la mayoría de las ocasiones ”

Al considerar este tema, pienso especialmente en las niñas y las adolescentes y sobre todo me preocupan aquellas que sufren violencia de género y que son abusadas sexualmente. Son ellas las primeras a quienes tenemos que decirles que tienen el derecho a hablar y ha ser escuchadas.

Por ello tenemos que enseñarles a las niñas, que deben hablar cuando sufren cualquier tipo de abuso por parte de otras personas. Tenemos que apoyarlas, escucharlas y creerles. Para explicarles mejor esto quisiera compartir una historia que nos habla de este derecho a la palabra y que ejerce una niña llamada Estela, con el apoyo inicial de su maestra y de su mamá: 

ESTELA, GRITA MUY FUERTE

Cuento de Isabel Odín

Ojalá nos encontremos con muchas “Estelas” que griten y que puedan defenderse de la barbarie y de la violencia machista. Ojalá encontremos a muchas maestras y muchas madres que puedan enseñar a las niñas que no deben quedarse calladas cuando son acosadas y abusadas…