f
[mkdf_custom_font title='Get in on this viral marvel and start spreading that buzz! Buzzy was made for all up and coming modern publishers & magazines!' title_tag='p' font_family=''Libre Franklin' font' font_size='17px' line_height='26px' font_weight='500' text_transform='initial' color='#ffffff' text_align='center' ]
Fb. In. Tw. Be.

¿Cómo afecta a las mujeres cargar agua?

Vistas 1.35k

Desde hace varios años Venezuela se ha sumado a las cifras de países donde las mujeres tienen una tarea más: agarrar agua o cargar agua, como coloquialmente se le dice a esta actividad. Y es que en toda Venezuela se presenta una fuerte intermitencia en el suministro del servicio, desde zonas de clase media hasta en comunidades, con carencias económicas mas acentuadas, es reiterativa la ausencia del agua.

Ante el déficit de este servicio público tan vital sólo hay una solución: recolectar y acumular toda el agua posible cuando llega, para esto se disponen de todos los envases, potes, pipas, básicamente de cualquier objeto donde se pueda depositar agua. Pero este suele ser el  menor de los problemas que enfrentamos las mujeres a la hora de  manejar este tema. A muchas nos toca una tarea mas compleja y que requiere de toda nuestra fuerza física y esa es la de cargar agua, especialmente en los sectores populares de zonas montañosas como Caracas, donde el agua por lo general llega en la base de los cerros y luego tiene que ser transportada, de forma manual, escaleras arriba hasta los hogares.

Y aunque mucho hablamos de la carencia del servicio poco sabemos del impacto que tiene en el cuerpo de las mujeres cargar agua, especialmente cuando es una actividad que cada día se naturaliza más en nuestra sociedad. ¿Cómo afecta diferenciadamente a las mujeres? ¿Qué podemos hacer para disminuir el impacto en nuestro cuerpo? ¿Qué podemos hacer para aliviar los dolores musculares producto de esta actividad?

Los principales problemas que conlleva cargar agua por prolongados periodos de tiempo son dolores y cansancio extremo en la espalda y cuello, específicamente en el musculo llamado trapecio. Las mujeres jóvenes y las adultas mayores son las más afectadas por esta situación, aunque de formas diferentes.

En las mujeres jóvenes el principal problema tiene que ver con el mal desarrollo de los huesos pélvicos lo cual puede derivar en complicaciones en el embarazo. Este tipo de problemas se desarrollan con el tiempo, a medida que se vuelve una practica habitual cargar peso o agua en este caso, los huesos crecen con esta presión excesiva causando los problemas antes mencionados. Por otro lado, la espalda y la espina dorsal (columna vertebral) también puede verse afectada.

En cuanto a las mujeres adultas y adultas mayores, especialmente las que ya han tenido hijos, pueden ser más propensas o sufrir una caída de la matriz, que científicamente se conoce como prolapso.

Como podemos leer realizar esta actividad puede hacernos más propensas a sufrir consecuencias para nuestra salud, y si bien la solución definitiva a este problema es la restitución del servicio de agua a través de las tuberías de forma corriente. Mientras esto ocurre podemos tomar ciertas previsiones para disminuir el impacto de esta actividad. 

“Es más fácil evitar los problemas de la espalda que curarlos. Siempre que sea posible, asegúrese de que sus piernas, y no su espalda, sean las que hagan el trabajo.”

¿Cómo levantar objetos de forma segura?

1.Use los músculos de las piernas—no los de la espalda—al levantar objetos. Cuando levante objetos o niños desde el suelo, arrodíllese o póngase en cuclillas para levantarlos, en lugar de doblar la espalda.

2.Mantenga la espalda, los hombros y el cuello lo más erguidos que pueda.

3.No levante ni cargue objetos pesados durante el embarazo o poco después de dar a luz

4.Pida a otra persona que le ayude a levantar las cosas pesadas. Quizás le parezca más rápido levantar un objeto por sí misma. Sin embargo, más tarde usted podría perder más tiempo si se lastima la espalda.

¿Como transportar peso (agua) de forma segura?

1.Cargue los objetos cerca del cuerpo.

2.Si es posible, cargue los objetos en la espalda en lugar de cargarlos a un lado del cuerpo. Así, los músculos de un solo lado de la espalda no tendrán que hacer todo el trabajo. El cargar objetos de un solo lado del cuerpo también hace que la espina se tuerza demasiado, lo cual puede causar que los músculos de la espalda se lastimen.

3.Si necesita cargar los objetos de un lado del cuerpo, cambie la carga de un lado al otro con frecuencia. Así los músculos a ambos lados de la espalda estarán trabajando de la misma forma y su espina dorsal se doblará hacia ambos lados.

¿Qué hacer si ya se sufre de problemas de espalda?

1.Duerma boca arriba con una tela enrollada o una almohada debajo de las rodillas. O duerma de lado, con una tela enrollada tras la espalda y otra debajo de las rodillas, para que su cuerpo se mantenga recto y tenga apoyo en la espalda.

2.Haga los ejercicios para fortalecerse la espalda y la parte baja del vientre. Si alguno de los ejercicios le causa dolor, deje de hacerlo.

3.Trate de mantener la espalda lo más recta posible durante el día. No encorve la espalda hacia adelante.

Ejercicios para relajar y fortalecer los músculos de la espalda y del vientre:

Trate de hacer estos ejercicios todos los días, en el orden en que aparecen aquí:

1.Estiramiento de la parte baja de la espalda. Acuéstese boca arriba y abrácese las rodillas. Mántengase en esa posición por 10 á 15 segundos, respirando profundamente. Al soltar el aire, acerque suavemente las rodillas aún más al pecho para que su espalda se estire todavía más. Repita este ejercicio 2 veces, o hasta que sienta algo de alivio en la parte baja de la espalda.

2.Torsión. Acuéstese boca arriba, con los brazos estirados a ambos lados. Doble las rodillas y muévalas lentamente a un lado. Al mismo tiempo, doble la cabeza hacia el lado opuesto, tratando de mantener los hombros planos sobre el suelo. Manténgase en esta posición mientras toma y suelta aire unas cuantas veces más. Luego lleve las rodillas al centro, y páselas lentamente al otro lado. Doble la cabeza del lado opuesto. Repita este ejercicio 2 veces de cada lado, o hasta sentir algo de alivio en la parte baja de la espalda.

3.Apretamiento del área pélvica. Acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas. Haga que la parte baja de la espalda toque el suelo. Apriete lentamente los músculos de la parte baja del abdomen y de las nalgas, mientras cuenta hasta 3. No aguante el aire mientras aprieta los músculos. Luego relájese. Al hacerlo, la espalda formará una curva hacia arriba de la manera que lo hace normalmente.